En estos días de lluvia se requiere tomar algunas precauciones durante el manejo; esto hará la diferencia en el camino y te ayudará a mantenerte seguro.

El contacto con el piso mojado crea situaciones peligrosas si no se conduce con inteligencia y precaución, además de que la visibilidad disminuye.

También te puede interesar leer: Los coches más seguros y los más inseguros en México

Para manejar en piso mojado, aunque suene un poco obvio, lo primero que debes hacer es reducir la velocidad. Aunque el sentido común nos dice que debemos hacerlo, la realidad es que muchas personas no lo hacen ya sea porque tienen prisa, porque “confían” en que sus llantas no derraparan, o incluso tientan a la suerte pensando que nunca tendrán un problema por manejar en piso mojado.

Es por esto que a continuación te presentamos algunos consejos básicos que todo conductor debe de tomar en cuenta:

 

    1. Estado de tus neumáticos.

 

estado de las llantas

 

Verifica que las llantas de tu vehículo tengan el espesor adecuado; dicho en otras palabras, que no estén lisas, ya que eso afecta de forma muy importante el agarre de las mismas al piso y aumentan el riesgo de no frenar a tiempo o derrapar el auto.

  • Para verificar el espesor, introduce una moneda en el dibujo y verifica que este sea de cuando menos 2 mm. Si el dibujo tiene menos de 2 mm, es tiempo de cambiar la llanta!
  • Verifica que la presión de inflado de los neumáticos sea la correcta. El indicador de presión de inflado recomendado por el fabricante del vehículo se encuentra señalado en la puerta del conductor, en la tapa de gasolina o en el manual de usuario del auto.

También te puede interesar lee Mantén Tus Llantas en Buenas Condiciones (Consejos Útiles)

 

    2. Enciende las luces.

 

luces del auto

 

Independientemente que tan fuerte esté la lluvia, hay que encender las luces para ayudar con la visibilidad a otros conductores que circulan frente y detrás de nosotros.

Limpia tus faros con productos especializados, o lleva a cabo un proceso de encerado sobre la superficie; notarás que al retirar la cera, los faros tendrán un buen aspecto y la iluminación será mejor.

También te puede interesar leer: 10 consejos para cuidar tu coche [2021]

 

    3. Los limpiaparabrisas en buen estado.

 

limpiaparabrisas

 

Revisa que las gomas de los limpiadores no se encuentren agrietadas; cámbialas si notas que ya no retiran en su totalidad el exceso de agua sobre el parabrisas.

 

    4. Desempañar los vidrios.

 

desempañar los vidrios

 

Hoy día existen varios productos que ayudan a evitar que los cristales del automóvil se empañen fácilmente; de esta forma y combinados con los limpiaparabrisas en buen estado, mejoraremos la visibilidad. Otras formas de desempañar los cristales es con el aire acondicionado del auto.

 

    5. Revisar las luces intermitentes.

 

revisar las luces intermitentes

 

Siempre hay que monitorear las luces de emergencia de nuestro vehículo para asegurarnos de que éste es visible a la distancia para otros conductores cuando circulamos a baja velocidad o nos detenemos.

 

    6. Mantén tu distancia.

 

mantener distancia

 

Incrementa la distancia con el auto de enfrente; esto hará que en caso de un frenado de emergencia o cualquier imprevisto, tengas el tiempo necesario para controlar el auto. Por regla general debes dejar 3 segundos entre tu vehículo y el que tienes enfrente.

 

    7. Salir con anticipación.

 

salir con anticipación

 

Salir con anticipación al lugar de nuestro destino ayudará a reducir los riesgos por conducir rápido; además que reducirá nuestro nivel de estrés por la presión de no llegar tarde.

 

    8. No realizar movimientos bruscos.

 

no realizar movimientos bruscos

 

Ya sea para evitar un hueco en la calle o evitar un estancamiento de agua, tendemos a dar giros bruscos al volante. Sin embargo, con el piso mojado esto podría resultar contraproducente pues podemos perder el control del vehículo y al intentar frenar las llantas solo patinarán. Cuando esto último suceda, por increíble que parezca, la regla de oro indica NO FRENAR. Sólo sujetar bien el volante e intentar “bombear” el freno para tratar de no perder agarre; en coches con frenos ABS no es necesario el “bombeo”.

 

    9. Secar los frenos.

 

secar los frenos

 

Cuando hayas cruzado un charco presiona tu freno un poco para secar los discos por medio de la fricción. De lo contrario, en una frenada de emergencia, tendrás los discos húmedos y tu auto no frenará como debería.

 

    10. Las curvas y el frenado.

 

 

Frena en las rectas antes de acercarte a las curvas; hazlo gradualmente y NUNCA frenes mientras estás dando vuelta o tomando la curva.

 

    11. Manos al volante.

 

manos al volante

 

Maneja con las dos manos en el volante; tendrás mucho mayor control sobre tu vehículo.

 

    12. Anegado.

 

anegado

 

Si te encuentras anegado (tu auto está dentro de un charco con nivel alto de agua), no aceleres ni frenes repentinamente. Mantén tu pie ligeramente sobre el acelerador y conduce el auto hacia adelante hasta que tus llantas recuperen la tracción.

 

    13. Inundaciones.

 

inundaciones

 

Desde fallas en la transmisión hasta daños permanente al motor: las lluvias pueden provocar que quedes atrapado al circular. Así debes reaccionar en caso de enfrentarte a un encharcamiento.

Si te encontraste en un encharcamiento profundo ponte a las vivas, porque si el agua llega más allá de la mitad de tu vehículo, podría causar fallas eléctricas o incluso dañar el motor.

Pero no todo está perdido. Lo primero que debes hacer es ver si otros autos, similares al tuyo, logran pasar. Esto te dará una referencia de que tú también puedes cruzar por ahí o si, de plano, te echas de reversa.

Mantén una velocidad baja para que no provoques grandes olas, éstas podrían salpicar al motor y dañarlo. Y aunque lento, haz que el vehículo siga un paso constante. En caso de que tu auto tenga transmisión manual, mantenlo en primera.

Una primera advertencia de tu vehículo es el humo blanco. Cuando el escape del auto entre en contacto con el agua, tu vehículo comenzará a formar humo; ésta es la primera advertencia de que estás cruzando un charco profundo.

Antes de continuar, abre la puerta y revisa que el agua no llegue al nivel del estribo. Si es así, mejor échate de reversa.

¿Tu vehículo se apagó en medio del encharcamiento? Entonces, no intentes encenderlo, pues, en caso de que haya ingresado agua al motor, podrías causar un daño severo que, incluso, invalide tu póliza de seguro; todos los seguros ofrecen cobertura ante los estragos ocasionados por la naturaleza, pero, al intentar encender un motor que se apagó por el ingreso de agua a los cilindros, se considerará negligencia del conductor.

Si tu automóvil no alcanzó a cruzar el agua, entonces salte del auto, pues no sabes si crecerá la corriente. Tras llegar a una zona segura, contacta con tu seguro.

Otro tema que te puede interesar leer es: Como Cuidar Tu Auto Durante La Contingencia

La mejor recomendación que te podemos dar es que evites manejar cuando está lloviendo; si lo tienes que hacer sigue estos 13 consejos y llega a tu destino de manera segura.

Fuente: Reforma

Como ya te platicamos, mantener tu vehículo en buen estado te puede ayudar a prevenir accidentes, además, forma parte de tu patrimonio y esto ayudará a que NO sufra una depreciación mayor.

Tu vehículo es una parte importante de tu patrimonio. Si necesitas flujo de efectivo para salir de algún imprevisto, o mejor aún, para emprender en un nuevo negocio o inyectarle dinero al que ya tienes, puedes empeñar tu vehículo de manera rápida y segura en PromoCar. En PromoCar estamos para ayudarte.

promocar