En tiempos de cuarentena puedes aprovechar tu tiempo para organizar tu hogar, tu trabajo y tu vida en general.

Home office

Home Office

Seguir una rutina, marcarse un horario, quitarse el pijama, organizarse en las tareas, elegir bien el escenario, programar descansos; estas son algunas de las reglas si se quiere triunfar con el Home Office, una modalidad laboral a la que recurrimos por el estado de emergencia debido al Covid-19 y estamos obligados a continuar haciéndolo si queremos frenar su expansión.

 

Tiempo familiar

Tiempo familiar

Decide cuánto tiempo vas a pasar en familia, haciendo tareas conjuntas, por ejemplo: ayudando a tus hijos con los deberes, jugando a juegos de mesa, actividades interactivas que ejerciten la mente y que desarrollen la creatividad. En definitiva, juegos que impliquen a toda la familia para fomentar la unidad.
Otro modo de que combatan el aburrimiento es asignarles tareas del hogar: ayudar a cocinar, a limpiar o a ordenar la casa.

También puedes aprovechar el tiempo de cuarentena para que empiecen a asumir nuevas responsabilidades: prepararse el desayuno, hacerse su propia cama, doblar su ropa limpia y guardarla en su sitio, etcétera.

Tiempo de icio

Tiempo de ocio

Aprovecha este tiempo de cuarentena para volver a recuperar aquellas aficiones caseras que tenías olvidadas por falta de tiempo como: ver películas, leer un libro, escuchar música, escribir, pintar, todo lo que siempre te ha gustado pero nunca has podido dedicarle demasiado tiempo.

Tiempo social

Tiempo social

Hoy en día tenemos la suerte de que la tecnología nos facilita poder estar en contacto con amigos y familia sin salir de casa, a través de apps de videoconferencia o de mensajería instantánea como Whatsapp. Ponte un horario limitado para hablar por teléfono y socializar “virtualmente”.

Alimentacion saludable

Alimentación saludable

Adquiere alimentos que puedan conservarse durante largos periodos de tiempo para cumplir con el estado de emergencia y no tener necesidad de salir a la calle y exponerse como, por ejemplo: arroz integral, pasta integral, avena, legumbres, frutos secos crudos, aceite de oliva virgen extra, productos congelados como carne y pescado, etc.

Además, es importante que comas fruta todos los días, así como diferentes verduras, que ayudan al sistema inmune gracias a que son las mayores fuentes de vitaminas. También puedes buscar recetas de cocina por internet, es una forma de sentirse satisfecho con uno mismo.

Ejercitate

Ejercicio

El sedentarismo puede ser uno de los grandes enemigos de estos días. Buscar tablas de ejercicios, bailar, aprovechar  los recursos que tengas en casa y realizarlo en familia puede ayudar a crear un buen hábito.

Es importante realizar actividad física, aunque estés en casa. En internet tienes todo tipo de propuestas para mantenerte en actividad. La primera hora de la mañana puede ser un buen momento para iniciar el día con una rutina física.