La clave principal para poder ahorrar es muy sencilla: evita gastos innecesarios; mídete en tus gastos y no despilfarres.

Ahorrar puede ser comparado con hacer una dieta; al comienzo tienes que controlarte, pero después de algún tiempo se convierte en algo normal y los efectos son visibles todo el tiempo.

A todos nos gustaría contar con un poco más de dinero a final de mes, pero es muy difícil obtener ingresos extra. Sin embargo, puede ser más sencillo si en lugar de buscar más ingresos intentas gestionar mejor los que ya tienes.

No pienses en el ahorro como un sacrificio, porque al gastar sabiamente tendrás más dinero para lo que es realmente importante para ti.

¿Quieres aprender cómo ahorrar dinero? Aquí te compartimos 8 pasos que te ayudarán en tu proceso de ahorro:

1.- Haz un presupuesto real.

presupuesto real

La mejor manera de evitar grandes gastos es fijarse un presupuesto, no te digo diario y cumplirlo. pero hay gastos que son mensuales o bimestrales, o trimestrales; calcúlalo de tal forma que sea real para que puedas hacer un presupuesto real.

Para saber cómo y dónde ahorrar comienza por analizar tus gastos y ordenarlos. Para ello, los cuadros y gráficos usando sencillas hojas de cálculo, te serán muy útiles para tener toda la información a mano y ordenada de manera más visual.

Una vez que hayas ordenado e identificado tus hábitos de gasto te será mucho más fácil identificar aquello en lo que estás gastando más y puedes ahorrar evitando los gastos innecesarios.

2.- Identifica oportunidades para ahorrar.

oportunidades de ahorro

Una vez que tengas ordenados tus gastos y conozcas tus hábitos te será más fácil decidir en qué áreas puedes encontrar oportunidades para ahorrar.

Por ejemplo, si identificas que gastas mucho dinero en comer fuera de casa, puedes proponer a tu grupo de amigos organizar estas comidas o cenas periódicamente en casa de cada uno.

Esto te puede ahorrar mucho dinero y se puede convertir en algo tradicional que, además, te da la oportunidad de cosas como jugar a juegos de mesa, ver deportes o películas o simplemente platicar más cómodamente.

3.- Determina la meta de tu ahorro

meta de ahorro

Si sabes lo que quieres será más fácil de realizarlo, porque serás capaz de negarte al placer de un momento; si te enfocas en el ahorro para un viaje, la compra de un vehículo  o lo que tú quieres, será mucho más fácil abstenerte de otras cosas.

Para cumplir tu objetivo, tienes que renunciar a otras cosas, y es más fácil hacerlo cuando sabes tu meta.

4.- Márcate pequeños objetivos.

pequeños objetivos

Todo esto no se trata de acumular inmediatamente grandes sumas de dinero. Si nunca has tenido el hábito de ahorrar dinero, entonces, debes comenzar a hacerlo de forma gradual.

Para conseguir una meta que parece muy lejana lo mejor es marcarse pequeños objetivos que podemos ir consiguiendo semana a semana, e incluso día a día.

Por eso es muy importante dividir el objetivo final que quieres conseguir en pequeños pasos que te ayudarán a que el ahorro se vaya convirtiendo en un hábito que haces sin darte cuenta.

Existen aplicaciones parecidas a las de actividad física diaria que te ayudan a marcarte e ir consiguiendo estos pequeños objetivos día a día; así podrás controlas de forma visual todo lo que consigues y esos pequeños logros te harán conseguir más confianza para seguir.

5.- Paga un costo adecuado por tu vivienda.

pago adecuado por vivienda

Normalmente el gasto mensual que nos lleva por la calle de la amargura es el pago del renta o de lo hipoteca.

El truco es muy sencillo: la renta o hipoteca no puede superar en ningún caso el 30% de tus ingresos sino estás perdido. Si vives en un lugar demasiado caro o estás a punto de mudarte recuerda este porcentaje y ponte a hacer cuentas.

6.- Crea un fondo de emergencia.

fondo de emergencia

Tener un poco de dinero ahorrado puede servirnos para poder hacer un desembolso inesperado sin que nos afecte tanto. Este fondo tiene que ser intocable.

7.- Diviértete ahorrando.

diviertete ahorrando

No conviertas el hecho de ahorrar en algo pesado y molesto. Tómatelo como un reto en el que todos podemos participar e intenta mejorar cada día. Por ejemplo, en la compra de ropa, rétate a ti mismo a ir a las rebajas y solo comprar aquello que realmente necesitas.

8.- Ajústate a tu presupuesto.

ajustate a tu presupuesto

Este es el punto más importante, ahora que ya conoces tus gastos y que estás intentando recortarlos debes establecer un presupuesto coherente con tus ingresos y no salirte de él. Es muy importante que seas estricto contigo mismo, porque si no los pasos anteriores no habrán servido de nada.

Si vas cumpliendo este presupuesto, verás cómo mes a mes tus ahorros van creciendo para que al final puedas permitirte ese viaje o esa compra que marcaste como gran objetivo al principio del recorrido.

Podrás comprobar que ahorrar no es tan complicado como parece si divides el proceso en pequeños pasos más sencillos de cumplir.

En conclusión, es mucho mejor consumir de manera responsable en el presente y ahorrar que vivir siempre endeudado porque has gastado más de lo que te podías permitir.

Si quieres viajar, hacer una compra, invertir o cualquiera que sea el gasto que quieras o necesites hacer y tu ahorro no es suficiente, una buena opción es empeñar tu vehículo; en PromoCar lo puedes hacer en tan solo 3 horas obteniendo hasta el 70% de su valor en el mercado. En PromoCar (ligar con página principal) estamos para ayudarte.

tu prestamo con garantia