Los gastos médicos suelen provocar un gran impacto en nuestras finanzas ya que nadie tiene planeado enfermarse o tener accidentes, si no cuentas con seguro de gastos médicos todo se puede complicar.

No te desanimes, tiene solución. En este Blog te daremos algunas recomendaciones para pagar tu deuda de hospitalización sin que tus finanzas se vean tan afectadas

Revisa tu cuenta y asegúrate que es correcta

Revisa de manera detallada la cuenta de hospitalización. Frecuentemente existen errores en tu factura donde te hacen cobros dobles o te cobran servicios o medicamentos que no recibiste. Si algo no te cuadra pregunta, no te quedes callado por ningún motivo.

No ignores tu deuda

A pesar de la angustia de tener un familiar enfermo o seas tú mismo el paciente, es importante que no ignores esta deuda. Es mucho más fácil que recibas ayuda financiera si negocias con el proveedor del servicio antes de que envíen tu deuda a una agencia de cobranza.

Intenta negociar tu cuenta

Es importante tener en cuenta que los hospitales son un negocio y necesitan que se les pague por sus servicios aunque no sea la cantidad total que se les debe. Es posible que puedas negociar al menos una pequeña parte de la cuanta que adeudas.

Haz un plan de pagos

Habla con la persona indicada y dale a conocer tu situación y que estás tratando de pagar tu deuda pero que te faltan los ingresos para hacerlo de inmediato. Es favorable para ambos hallar una solución y ya saben que no te estás negando a pagar.

Independientemente si fuiste capaz de negociar un total más bajo o no, los proveedores saben que es más fácil que se pague una enorme cuenta médica si está desglosada en pagos pequeños y manejables, así que llama al proveedor y pregunta si pueden establecer un plan de pagos.

Pide un préstamo

La opción de pedir un préstamo para solventar esta deuda también te puede ayudar a que no te angusties más de la cuenta. Además ya con el dinero en la mano puedes negociar un descuento importante en la cuenta. Recuerda que en PromoCar puedes conseguir un préstamo en tan solo 3 horas empeñando tu coche.

 

En conclusión, las emergencias médicas nunca se planean y siempre son costosas. Por suerte cuentas con innumerables recursos para salir de la deuda. No dejes que tus cuentas te abrumen, puedes salir de esta situación.