Las marcas de coches siempre han tenido una obsesión por ser más que las demás. Las demostraciones de poderío son el pan de cada día en la industria y así hemos llegado al extremo de buscar velocidades estratosféricas para coches de calle.

Tanto es así que al día de hoy tenemos un problema porque no hay neumáticos capaces de soportar las velocidades cercanas a 500 km/h que algunos de estos coches con miles de caballos de potencia que te traemos hoy son capaces de alcanzar. Estos son los coches más rápidos del mundo.

5. Hennessey Venom GT (435,1 km/h)

 

hennessy venom f5

 

La afición de Hennessey Performance por la velocidad ha superado la barrera de cualquier otro preparador y desde hace años llevan enfrascados en meterse en el patio de los mayores para jugar a los récords.

Su primer intento serio fue el Hennessey Venom GT, un coche con pinta de Lotus y motor LS9 de Corvette ZR1 que apretado hasta los 1.262 CV. Este misil tierra-tierra logró 435 km/h y a 427km/h en su versión descapotable y convertirse en uno de los coches de fuerza bruta a tener en cuenta, aunque sólo se fabricaron 29 unidades.

4. Koenigsegg Agera RS (444,6 km/h)

 

Koenigsegg Agera RS

 

Puede que técnicamente las marcas se hayan metido en una guerra por conseguir los coches más rápidos del mundo, pero este reto tiene una dificultad añadida y crucial: es muy difícil demostrarlo. Uno de los pocos que se ha puesto a prueba y lo ha conseguido es el Koenigsegg Agera RS, el que hoy por hoy es el coche de serie más rápido del mundo.

Con un motor V8 biturbo de 5.0 litros de cilindrada que desarrolla 1.360 CV y 1.371 Nm para tan sólo 1.295 kg de peso, este superdeportivo sueco consiguió arrebatar en el 2017el record de velocidad máxima al Bugatti Veiron Super Sport alcanzando 444 km/h en el récord oficial y una punta de 457 km/h.

3. Koenigsegg Regera (450 km/h)

 

Koenigsegg Regera

 

Es híbrido y no tiene caja de cambios, pero el Koenigsegg Regera es uno de los coches más fascinantes que pisan las carreteras del mundo. Con una velocidad punta estimada de 450 km/h y un 0-400 km/h en menos de 20 segundos no hay dudas de que este ultra deportivo es absurdamente rápido.

Su motor V8 biturbo genera 1.100 CV y 1.280 Nm de par motor y tres motores eléctricos (uno acoplado al motor y otros dos en cada rueda trasera) puede dispararle con una potencia combinada de 1.520 CV y 2.000 Nm. Sólo hay previstas 80 unidades para cuando la producción sea completada al 100%.

2. Bugatti Chiron Sport (458 km/h)

 

Bugatti Chiron Sport

 

Con un abrumador precio de 2.65 millones de euros antes de impuestos, el Bugatti Chiron Sport es uno de los coches más caros y más rápidos del mundo, sólo apto para fortunas absurdamente desorbitadas. Aun así sigue siendo un coche realmente espectacular, tanto como para poder alcanzar los 420 km/h, igual que el Chiron básico.

En realidad y haciendo uso de una dieta con la que se ha quitado 18 kg además de una nueva puesta a punto y diferencial con reparto de par activo, la velocidad máxima del Chiron Sport se estima en 458 km/h. Gracias a sus 1.500 CV y 1.600 Nm de par motor puede alcanzar los 100 km/h desde parado en 2.5 segundos y los 200 km/h en 4 segundos más.

1. Hennessey Venom F5 (484 km/h)

 

Hennessey Venom F5

 

El Hennessey Venom GT ya era una máquina desorbitada que pudo alcanzar los 427,6 km/h, el siguiente paso en la evolución de este deportivo americano promete ser algo salvaje: Hennessey Venom F5. Con un motor V8 biturbo de 7.0 litros y más de 1.600 CV para 1.338 kg de peso, el preparador promete una velocidad máxima de 484 km/h.

La carrocería es de fibra de carbono con una eficiencia aerodinámica de 0,33 Cx y sólo se fabricarán 24 unidades a razón de aproximadamente 1,5 millones de euros por cada una de ellas. Lo mejor es que ya se están planteando añadir 2 turbos más para superar la barrera de los 500 km/h.