Una de las fechas de mayor tradición en México es el Día de Muertos; cuando los familiares recuerdan la memoria de sus seres queridos que han fallecido. Esta celebración se remonta a los tiempos prehispánicos. La muerte de un ser querido tiene fuertes implicaciones de diversos ámbitos. En materia financiera, informar a los familiares lo que debe hacer ante esta eventualidad puede evitar situaciones incómodas en el futuro.

Pocas experiencias son tan amargas como la muerte de un ser querido, pero esta sensación puede ser exacerbada cuando los herederos se enteran de las deudas que el finado dejó pendientes. Si bien el recién fallecido puede descansar en paz, ¿sus deudos tendrán que cargar con ese peso financiero?

Afortunadamente, en México la mayoría de las deudas se esfuman con la vida del difunto. Esto se debe a que muchas de estas obligaciones estaban cubiertas con un seguro de vida. Solo es cuestión de notificar a las instituciones financieras de la situación. Pero ojo, porque es posible que los deudos estén sujetos a la deuda en ciertos casos.

De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) “ninguna persona tiene la obligación legal de saldar las deudas de la persona fallecida, a menos de que sea el cónyuge de la persona fallecida o se encuentre establecida como albacea y se le nombró responsable de liquidar la deuda.”

 

deuda pagada

 

También están obligados a pagar las deudas de un finado los obligados solidarios, en otras palabras, quienes firmaron como aval o fiador o quienes confirmaron la obligación.

Los nuevos responsables que heredaron la deuda de su ser querido tienen el derecho a rechazar estas obligaciones, aunque esto implicaría el rechazo de los bienes que pudieron haber heredado dentro del testamento.

Un recurso legal que los herederos tienen a su disposición es el de liquidar los bienes heredados para saldar las deudas del finado y quedarse con el remanente.

También te puede interesar leer: ¿Como funciona el SEGURO DE GASTOS FUNERARIOS? [2020]

Bancos

 

Bancos

 

Ante el fallecimiento de un ser querido es importante notificar a las instituciones financieras con las que tuvo alguna relación para cancelar las deudas contraídas y evitar futuros cobros, pues los familiares no tienen la obligación de pagarlas.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el 100% de los productos y servicios financieros como hipotecas, crédito automotriz o tarjetas de crédito cuentan con un seguro de vida en caso de muerte del titular, dictaminado en la circular 34-2010 del Banco de México (Banxico).

Para tramitar la cancelación de créditos, acude al banco con una copia del Acta de Defunción del titular y su identificación oficial. Tienes hasta 180 días naturales posteriores al fallecimiento.

¿Qué pasa con las tarjetas de crédito en caso de fallecimiento?

 

que pasa con las tarjetas de credito en caso de fallecimiento

 

Las tarjetas de crédito bancarias tienen como beneficio la liberación de la deuda en caso de fallecimiento del titular, pero sólo cubre los adeudos hasta el momento de la muerte y no es válido si se tiene más de tres meses de atraso en los pagos.

Si hay cargos domiciliados, debes notificar a los comercios correspondientes para que desvinculen la tarjeta y no realicen más cobros.

En caso de que la tarjeta principal cuente con plásticos adicionales, como departamentales, debes desvincularlas, pues las compras posteriores al deceso del titular tampoco son eximidas de pagarse.

Créditos hipotecarios

 

credito hipotecario

 

Las hipotecas también cuentan con un seguro de vida que cubre la deuda, siempre que el titular esté al corriente con el pago de las mensualidades al momento de su fallecimiento.

De no ser así, los herederos deben cubrir los pagos restantes para tener derecho al inmueble o pueden rechazar la deuda, tras lo que la vivienda se liquida: primero se finiquita la deuda y el restante (si lo hay) va al beneficiario.

Para los créditos mancomunados, cuando éstos son otorgados, las dos personas están cubiertas por el seguro de vida, por lo que si uno fallece, se liquida la deuda, siempre y cuando en la póliza figure el esquema de cobertura mancomunada conyugal y no haya atrasos en pagos.

Crédito hipotecario con Infonavit y Fovissste

 

infovit y fovissste

 

Para aquellas hipotecas contraídas mediante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) o el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), debes saber que cuentan con un seguro en caso de fallecimiento del acreditado, por lo que la deuda será liquidada.

PromoCar somos la única financiera que te presta con la garantía de tu vehículo y tu deuda queda cancelada en caso de que tu llegues a faltar. Protección Plata; beneficio exclusivo para nuestros clientes

En PromoCar te prestamos hasta el 80% del valor de tu vehículo con tasas desde el 3%.

Si deseas contactarnos mándanos mensaje al WhatsApp 55.66.96.27.46 al correo solución@promocar.com.mx o llámanos al teléfono 55.70.30.33.69

En PromoCar estamos para ayudarte.