Pedir un crédito para solventar necesidades o caprichos que no te alcanzan puede parecer una buena idea, pero no revisar tu capacidad de pago y no ser puntual con tus compromisos, puede traer problemas a tu bolsillo y eventualmente a tu salud.

Antes de pedir un crédito debes de revisar que es lo que realmente necesitas; no te dejes llevar por gustos pasajeros y fijarte prioridades. Por ejemplo si te acabas de comprar un coche, tu prioridad en ese momento es comprar un seguro contra robo y daños materiales, no comprarle rines y llantas anchas.

A continuación te presentamos una lista de puntos a tomar en cuenta al solicitar un crédito:

1.- No debas de más, compara y evita fraudes

2.- Gasta a medida de tus posibilidades

3.- No alargues innecesariamente tu deuda

4.- No jinetees las deudas

5.- No sacrifiques tu salud por una deuda

En siguientes entradas iremos explicándote cada uno de los puntos.