Manejar tus finanzas remotamente puede ser conveniente y más en tiempo de cuarentena.

Hoy, casi el 100% de los bancos le permiten al usuario mover sus  finanzas en internet desde la comodidad de una computadora o teléfono inteligente. Es un modo seguro y rápido para ejecutar tus pagos y estar al día de tus entradas y salidas de dinero en tus cuentas.

Por la seguridad de los consumidores, de todas nuestras familias y de la comunidad, nadie debería en estos tiempos utilizar una sucursal bancaria. Todos los servicios financieros pueden obtenerse digitalmente. Es un riesgo que no tenemos que tomar.

Las grandes instituciones bancarias han empezado a entender las necesidades de sus clientes y les ofrecen una gran gama de servicios disponibles a través de las apps de teléfonos inteligentes como pueden ser consulta de movimientos, hacer transferencias, pagar tus tarjetas de crédito, etc., lo cual te ayuda a evitar asistir a los bancos.

Las apps son muy cómodas y cuentan con casi todos los servicios de tu banca en una computadora, no olvides revisar los límites de operaciones y de cantidad de dinero que autorizaste para que no te lleves sorpresas.

Otro servicio que ofrece la banca y que nos evita acudir a las sucursales es la domiciliación de pagos, esto es un beneficio que consiste en aceptar el pago automático a tu tarjeta de crédito, débito o cuenta de cheques de servicios como pueden ser el agua, luz, telefonía móvil y predial, entre otros.

No olvides revisar tus estados de cuenta por lo menos una vez al mes porque puede suceder que te dupliquen o te cobren de más en tus domiciliaciones.

Los portales y apps bancarios toman muchas medidas para proteger tus fondos. Las apps bancarias a menudo tienen identificación de dos pasos para acceder a tus cuentas. El acceso en el celular puede ser protegido con contraseñas y a veces medidas biométricas, como huellas dactilares y reconocimiento facial.

Además de las medidas de seguridad antes mencionadas las instituciones financieras ofrecen un sistema de alertas que consta en su mayoría de envío de SMS a tu teléfono celular o mail registrado cada vez que realices una transacción, pago, retiro o en general, cada vez que se realiza un movimiento desde tu cuenta bancaria.