Planificar tus vacaciones es una de las cosas más emocionantes que puede haber pero no solo se trata de escoger el destino reservar hoteles o empacar maletas; cuando viajas en auto es necesario garantizar tu seguridad y revisar que todo esté en orden.

Sin importar que seas precavido y revises tu auto constantemente, antes de salir a carretera es obligatorio darle una revisión más para evitar que algún inconveniente arruine tus vacaciones. Al igual que lo hacen los pilotos en los aviones, debes tener una pequeña lista de aquellos puntos indispensables para que tu auto no sufra contratiempos. Para esta tarea te dejamos los puntos que debes revisar antes de salir a carretera:

Llantas

Sin duda es el elemento de seguridad más importante por lo que es necesario revisar la presión y desgaste. Checa que la llanta no tenga golpes o cortes profundos.

Una buena práctica es rotar las llantas, así el desgaste es uniforme. Se recomienda hacerlo cada 15,000 kilómetros como máximo, lo recomendado es cada 10 mil. Todos los vehículos cuentan con su guía para las llantas, la encuentras en la puerta.

Frenos

Este punto debe incluir una revisión de balatas, discos o tambores, líquido de frenos, conexiones y mangueras. Para saber cuándo es necesario un cambio o un ajuste debes pisar el pedal; si sientes que algo está chocando es posible que las pastillas estén desgastadas y será necesario cambiarlas. Si sientes fricción del metal debe ser por falta de líquido en los frenos, revisa que los indicadores estén en los niveles correctos.

Aceite

Parte importante para el motor, por lo que es necesario revisar su nivel y desgaste. Para checarlo el motor debe estar frío y nivelado.

Este líquido tiene un tiempo de vida, normalmente es sujeto a ciertos kilómetros pero si está próxima su vida útil, será necesario cambiarlo. De igual forma se recomienda que a los 30 mil kilómetros se haga el cambio –sin importar el tipo de aceite que sea.

Anticongelante

Al igual que el aceite, este componente sufre una degradación paulatina y debe ser cambiado al menos cada seis meses. Ya que éste es indispensable para que el motor mantenga una temperatura adecuada de funcionamiento y evite un sobrecalentamiento. Si el motor se calienta y vas en carretera, lo recomendable es que prendas la calefacción (no el aire acondicionado) de tu automóvil, para que el ventilador de este sistema ayude a enfriar el motor de tu coche. Si sospechas que puede haber una fuga, lo mejor es comprar un líquido fluorescente de color amarillo. Te recomendamos este ya que, resalta mucho en el suelo si cae por algún sitio.

Luces

Ya sea que tu recorrido sea de noche o de día, al viajar por carretera es recomendable que lo hagas con las luces encendidas, por lo que es indispensable que tanto tus faros delanteros, luces traseras y direccionales estén en condiciones óptimas. Unos focos de repuesto nunca te estorbarán y te permitirán hacer un cambio en caso de que alguno falle en medio de la carretera.

Batería

Una batería de más de dos años de uso, por lo general debe ser monitoreada, ya que, puede estar en la fase final de vida y nunca nos avisan cuándo se terminarán. Si ves que sale líquido de la batería, debes cambiarla y revisar el alternador. Además, tienes que procurar mantener limpios los bornes y desechar la batería si alguno presenta un aspecto extraño.

Limpiaparabrisas

No debes menospreciar revisar el limpiaparabrisas: imagina que vas por la carretera y en el carril en contrasentido un coche pasa aventándote lodo al parabrisas, impidiéndote la visión.

Para evitar esto, verifica que las gomas del limpiaparabrisas funcionen correctamente y mantén al máximo el estanque de agua con limpiador.

Amortiguadores y suspensión

Un chirrido o ruidos en los amortiguadores son señales importantes de que se debe hacer una revisión, así como el balanceo de la carrocería.

La falta de mantenimiento de los amortiguadores y la suspensión produce una disminución de la estabilidad del vehículo; de la misma manera, tener amortiguadores en mal estado puede producir inestabilidad, sobre todo en las curvas y al frenar.

Elementos auxiliares

Una vez que tengas contigo toda la información, debes asegurarte de llevar todo lo obligatorio, así como, revisar que este en buen estado: chaleco reflectante, gato, llave, neumáticos de repuesto y triángulos de emergencia.

Asientos

Aunque no lo creas, los asientos también deben ser revisados antes de emprender el viaje, sobre todo si viajas con niños, ya que los anclajes ISOFIX o LATCH para sillas infantiles deben de funcionar perfectamente.

Aparte de eso, revisa que los cinturones de seguridad cumplan su cometido y que igualmente las cabeceras estén bien ajustadas, ya que en caso de colisión, éstas son las que van a impedir el efecto latigazo en cabeza y nuca.

Documentación

Antes de salir a carretera, debes hacer es revisar que lleves contigo la documentación necesaria, como: póliza de seguro vigente, licencia de conducir y tarjeta de circulación. Además, de tener a la mano todos los teléfonos importantes de servicio o asistencia. Por último, no olvides un mapa o GPS con la ruta del trayecto y de las gasolineras en tu camino.

 

Tu auto forma parte de tu patrimonio; cuídalo. Recuerda que si necesitas dinero, en PromoCar puedes conseguirlo haciendo uso de tu auto sin necesidad de venderlo